Inclusión Laboral: Boom Tecnológico vs Baby Boomers

Disruptive Labs

La llamada Revolución Industrial 4.0 nos ha llevado a vivir una encrucijada entre la transformación del entorno laboral y el cambio tecnológico. Cierto es que este último ha venido a facilitar, eficientar y mejorar la calidad en la ejecución de múltiples actividades productivas, derivado de la automatización de procesos, pero también es fundado el temor sobre la desaparición de ciertos empleos y la sustitución de mano de obra por las máquinas. ¿Qué podemos emprender ante dicho escenario? ¿Cómo enfrentar la brecha y los desafíos generacionales?

Se prevé que este fenómeno afecte de modo negativo a segmentos de población que tienen poco dominio de competencias digitales o tecnologías en general. Se trata de un problema complejo que abarca distintas brechas. Lo más conveniente es realizar un corte en el entramado social y tomar algunos de los aspectos donde convenga intervenir. Se podría empezar situándonos en un ámbito específico del sistema que evidencia un desafío fácilmente identificable, por ejemplo, reconociendo una realidad que nos alcanzará en algún momento de la vida: el envejecimiento.

De acuerdo con cifras del Banco Mundial, en el planeta habitamos 7.8 billones de personas. Mientras que en 1970 la edad promedio era de 25 años, en el 2020 fue de 33. En México es de 29 y residen 15.4 millones de adultos mayores de 60, equivalente al 12.2% de la población total. El desafío de la generación de baby boomers, quienes tienen entre 55 y 77 años, es precisamente conservar el empleo o contar con una actividad económica que le permita el derecho al envejecimiento activo y minimizar el riesgo de exclusión laboral.

Por otro lado, el 91.2% de jóvenes entre los 18 y 24 usan internet y solo 37% de las personas mayores de 55 años utilizan este servicio, cifra que revela el riesgo de exclusión, sobre todo que el entorno laboral está asociado al uso crecientemente de la tecnología digital.

Es indispensable generar estrategias para facilitar el acceso a servicios de conectividad, dispositivos móviles y herramientas tecnológicas a los trabajadores mayores, construir espacios de convivencia e intercambio de conocimiento aprovechando lo mejor de los nativos digitales y la experiencia de los baby boomers. Un ejemplo sólido es la Red Global Age-Friendly University que dentro de sus principios está incluir a este sector de la población en diversas actividades básicas y brindar todo tipo de apoyo, desde adquirir nuevas habilidades virtuales hasta estudiar otras carreras.

Es necesario asumir un compromiso social, crear esquemas de colaboración e inclusión que acompañen a los trabajadores mayores a modalidades de trabajo virtual y dominio de las tecnologías para formar parte activa de la dinámica económica y productiva del país.

¿Te gustaría que tu empresa participara en la inclusión digital de los adultos mayores? Contacta al equipo de Revolución 5.0 al correo contact@disruptivelabs.mx o a nuestras redes @DisruptiveLabs. ¡Con gusto te leeremos! Colaboración realizada por Staff Disruptive Labs.